Ir Arriba

SSD y HDD ¿Que son y en que se diferencian?

SSD y HDD ¿En qué se diferencian?¿Cual me conviene?

En un ordenador, toda la información que se utiliza, se almacena en una unidad de almacenamiento, que, por lo general, suele ser un Disco Duro, también conocido como HDD (acrónimo de Hard Disk Drive) También, existe otro tipo de medio de almacenamiento mucho más rápido y versátil, denominado SSD (Unidad Sólida de Almacenamiento).
SSD vs HDD


Empecemos hablando de los Díscos Duros (HDD).

Un HDD o como solemos llamarlo, vulgarmente Disco Duro, esta formado por varias piezas que son:
Un plato, que realmente es a lo que llamamos disco duro. Este plato, es el lugar donde se almacenan, en forma de ceros y unos los datos. Consta también de un cabezal con un lector en su extremo, el cual lee y escribe la información sobre el plato, el cual gira a unas determinadas revoluciones gracias a un pequeño rotor situado en el centro de este. Generalmente el rotor mueve el plato, o los platos a 7200 revoluciones por minuto, aunque esta velocidad puede variar en funcion del tamaño del disco duro (por ejemplo, los discos duros de los portátiles o consolas, generalmente suelen funcionar a 5400rpm) o del fin con el que se va a usar (por ejemplo, los discos duros de los servidores, suelen rondar las 15.000 revoluciones por minuto).
Todo el proceso que ocurre cuando abrimos un archivo o lo modificamos, es posible gracias a la intervención de una controladora que sabe en todo momento lo que pasa en el disco duro; a que velocidad giran los platos, que fichero tiene que buscar, o que fichero tiene que escribir y, también, sabe en todo momento si el disco duro está fallando (y porqué) o si funciona correctamente. El tamaño de un disco duro, más bien la capacidad que soporta es directamente proporcional a la distancia que hay entre cada sector de pista.

Estructura_HDD

Turno de los SSD

A simple vista, la única diferencia que podemos apreciar entre un HDD y un SSD es su tamaño y diseño. Vemos que el SSD es más pequeño (siempre que lo comparemos con un HDD de 3,5") ya que mantiene el formato de los discos duros de 2,5". También notaremos que los SSD pesan muchísimo menos, pues lo único que hay en su interior es una placa impresa.

SSDs

A diferencia de los Discos Duros HDD (a los que podemos referirnos como Discos Duros Mecánicos), los SSD, no presentan partes mecánicas ni móviles en su interior, si no una placa impresa con un montón de memorias soldadas a ella. Esto hace que los SSD sean extremadamente más rapidos en comparación con los HDD pues el usuario no tiene que esperar a que el plato de varias vueltas hasta que el cabezal-lector lea todos los bits (ceros y unos) que conforman un archivo, y no digamos más si además la información esta dispersa (fragmentada) por todo el plato, en cuyo caso tendrá que dar más vueltas, por lo tanto, más tiempo.
En cambio, en los SSD, la controladora principal, que funciona como un procesador, sabe donde están almacenados todos los bits (ceros y unos) que conforman un archivo, por lo que accede a ellos de manera instantanea.
Otro dato relacionado y relevante de los SSD es, que al no tener partes móviles, su consumo es casi un 90% menor en comparación a un HDD normal. Algo que deberías tener en cuenta si quieres que la batería de tu portátil dure más tiempo.
¿Alguna vez has perdido la información de tu disco duro por culpa de una caída o similar? Bién, pues estás de suerte al saber que en un SSD, en caso de sufrir un golpe por culpa de una caída (según que caída), este tiene muchísimas menos probabilidades de romperse que un HDD corriente.

Ahora bien, no todo es perfecto en el mundo de los SSD.
Su coste es un trago duro. Si comparamos el precio de un disco duro mecánico de 1TB (1000 Gigabytes) con el precio de un SSD de la misma capacidad, a día de hoy, igual te tocará quedarte sin un riñón para poder comprar la segunda opción. Por lo general un SSD de apenas 500 Gigabytes de capacidad ronda los 120€ (eso si lo encontramos en oferta o de algún fabricante "extraño"). En cambio un HDD de 1000 Gigabytes, el doble, fácilmente lo podremos encontrar por apenas 55€.


Comparación de ámbos medios.

HDD y SSD

Nuestra recomendación y punto de vista.

En este tema, es muy difícil decantarse por una salida pues siempre va a depender de las necesidades que tengas. Por otro lado, si te podemos dar una idea básica del uso que se le da a cada uno de los dos medios debatidos en esta entrada del blog.
Si lo que necesitas es que tu equipo informático vaya fluido, sin importarte mucho la capacidad de almacenamiento de este, te recomendamos un SSD, al igual que si la necesidad que tienes es por ejemplo, aumentar la durabilidad de la batería de tu portátil como antes hemos mencionado. Por otro lado, si lo que realmente te interesa, es almacenar grandes cantidades de datos sin importarte mucho la velocidad de escritura o lectura, es obvio que te digamos que eligas un HDD.
En nuestro caso, siempre combinamos los dos medios, es decie; en nuestros equipos, siempre montamos un SSD y un HDD. Fácil, el equipo tendrá un SSD donde estará instalado el Sistema Operativo y los programas del usuario, y una unidad HDD en donde estará alojada toda la demás información del usuario; videos, imágenes, documentos, juegos, y demás contenido pesado. Una configuración asequible que te podemos recomendar es un SSD de 120 Gigabytes (para el sistema operativo y las apps que se vayan a instalar) mas un HDD de 1000 Gigabytes (para almacenar tus contenidos).